jueves, 22 de enero de 2015

¿Scooter o moto?

Si has conducido una moto y un scooter, es posible que te inclines por una u otra dependiendo de varios factores. Si quieres una mecánica sencilla y fácil de mantener, el scooter es tu elección, o al menos la mía. La sencillez del propulsor de un scooter, que en este vídeo queda más que patente, es un factor a tener en cuenta si lo que buscas es el mínimo de problemas mecánicos, al no tener caja de cambios y en general un diseño más sencillo y accesible al de una moto. La capacidad de carga bajo el asiento también es otra ventaja añadida. Como contras y por poner algún pero, el tamaño de las ruedas que puede suponer algún problema de estabilidad y manejo sobre todo en curvas y a altas velocidades. Yo que llevo ya unos años con un scooter de 125, al que hago pocos kilómetros diarios, ir y volver al trabajo o algún recado que siempre pueda surgir, ahora no lo cambiaría por una moto por nada del mundo. Si acaso, un scooter de mayor cilindrada para ya poder hacer alguna escapadita de media distancia. Estaba pensando en el hermano mayor del que ahora tengo, el Kymco Agility 300i abs, pero parece que no está claro si se va a comercializar en nuestro país.

Si no llegara, hay otras opciones igualmente apetecibles en esta cilindrada de 300. El vídeo es una explicación de cómo funciona el embrague de un scooter y de cómo aumenta de velocidad al abrir gas. Una sistema sencillo y eficaz y que, cualquiera que haya salido desde parado con un scooter, habrá notado la contundencia con la que acelera. Por cierto, creo que a partir de 2016 el abs va a ser obligatorio en todos los scooter nuevos que se fabriquen, por lo que hay que ir pensando en este sistema de seguridad como algo imprescindible en cualquier vehículo en el que estemos pensando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares