domingo, 23 de enero de 2011

Animales graciosos

Dos ejemplos de animales graciosos. Son dos situaciones bien diferentes. La primera es en plena naturaleza y el pingüino que se da un buen susto, pero es que viene otro detrás que plantea una situación muy cómica ya que tiene toda la pinta de que le va a ocurrir lo mismo que al primero. El segundo es provocado por el hombre y es muy gracioso cómo se comportan los gatos, los sustos que dan el uno al otro ante una situación desconocida para ellos. No está bien reirse del prójimo, pero si es de un animal, no es pecado, es solo falta leve.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares